Si tu gato es como Garfield, te damos 6 ideas para premiarlos por hacer ejercicio

La realidad supera la ficción. Cuando hablamos de gatos y obesidad sin duda, a todos nos viene una imagen a la cabeza: Garfield, el gato más famoso de la ficción. De todos modos, no es la única mascota con apetito insaciable y con pocas ganas de hacer algo más que lanzarse a los brazos de Morfeo. Los expertos estiman que, en los últimos años, el porcentaje de gatos con sobrepeso ha crecido de manera preocupante hasta situarse en un 40% en nuestro país. Una epidemia cada vez más común que ya tiene nombre propio: el Síndrome Garfield.

El protagonista de la tira cómica creada por Jim Davis, nos presentaba a un felino perezoso, con sobrepeso y amante de la lasaña, para resumir y situarnos. A día de hoy, Garfield es el ejemplo más claro del millón de gatos que padecen sobrepeso en España. Un gato tiene obesidad cuando sobrepasa el 20% del peso ideal para su raza, lo que sería sobrepasar los 5,5kg en gatos de raza Europea. A partir de este momento, el problema no sólo es estético, sino que impacta directamente en la salud y en la calidad de vida de la mascota.


Aunque puede parecer que nuestro gato no necesita hacer nada más que comer y descansar, lo cierto es que los felinos, como el resto de mortales, también necesitan hacer ejercicio regularmente para mantenerse en forma y bien saludables. Aún así, si tu gato es perezoso o no está nada acostumbrado a practicar un poco de ejercicio, apuesta por premiarle.

 

6 ideas para recompensarle por hacer ejercicio

Jugar es la manera más directa de hacer que tu gato se mueva y practique así un poco de ejercicio. Para que el juego con el gato no se vuelva monótono y todos los días sea un momento especial, dale un premio de vez en cuando:

 

  1. Recompensa en forma de golosina saludable.  Opta por darle un premio delicioso, elaborado a base de pescado y aceite de salmón. Un snack sabroso, sano y completamente natural, especialmente pensado para ellos.

 

  1. En este mismo sentido, si nuestro gato tiene problemas de piel o en el pelo por falta de nutrientes, es fundamental que el snack que contenga ácidos grasos como el Omega-3 o 6. ¡Riquísimo!

 

  1. Recompensa para mejorar su descanso. No hay nada que más le guste a tu gato que descansar tumbado en los sitios más insospechados. Si colocas una hamaca para él sin duda se sentirá como un rey y pasará en ella sus ratos de descanso.

 

  1. Premios para el cuidado dental. El malestar en los dietes es uno de los principales motivos por los cuales los gatos acuden al veterinario. Para prevenirlo, puedes cuidar sus dientes y encías con juguetes que les ayudarán a evitar enfermedades bucodentales.

 

  1. Arañar, arañar y arañar; la principal afición de los gato ¿por qué no le premias con un rascador para gatos? Él se lo pasará en grande y tú, te evitarás más de un disgusto con los muebles de tu hogar.

 

  1. Las caricias y juegos son la gran recompensa para nuestros felinos. Está claro que puedes acariciarle y entretenerte jugando con él siempre que quieras, pero son especialmente útiles cuando empieza a aprender que regularmente debe moverse para mantenerse en forma.

 

Lo más importante, sin duda, es que los dueños interioricemos que la obesidad en nuestra mascota es letal para su salud y para su felicidad. En nuestras manos está evitarlo. Debemos ser conscientes de ello para poder enseñarle a nuestro Garfield particular la importancia de combinar el comer y el dormir con el ejercicio diario ¿Listos para empezar a darle una vida saludable y feliz a nuestra mascota?