¿Qué tipo de pescado es mejor para tu gato?

Existe una gran controversia sobre si se debe dar o no pescado a los gatos. Más allá de los mitos, la verdad es que, como cualquier otro ingrediente, el pescado como parte de una dieta equilibrada aporta muchos beneficios saludables a nuestros felinos. Para empezar, el pescado es una magnífica fuente de proteínas y muy recomendable para el organismo de los gatos. Sobretodo por su alto contenido en ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Sus principales beneficios actúan sobre el sistema inmunológico, nervioso y cardiovascular, mejoran el metabolismo del gato y repercuten sobre la salud del pelo y la piel.

Hay que tener mucho cuidado con el pescado crudo. Tanto el exceso como la falta de pescado puede resultar dañina para la salud del animal y en el caso de los gatos, si sólo se alimentaran de pescado crudo acabaría teniendo unos niveles muy bajos de vitamina B1 debido a la tiaminasa, una enzima que contienen los peces y que causa este efecto. Las consecuencias serían convulsiones, pansteatitis, conocida como la enfermedad de la grasa amarilla, o incluso, en casos graves, la muerte.

 

También hay que tener en cuenta que hay varios pescados que contienen mercurio, además de bacterias, por lo que se recomienda escoger una comida para gatos de alta calidad. Así nos aseguramos que le estamos ofreciendo a nuestro animal un plus de salud.

 

Lo mismo pasa con el atún en conserva. En sí, el atún no es un producto tóxico para el gato, lo que ocurre que carece de taurina, un aminoácido esencial necesario para el correcto funcionamiento del corazón, la vista y muchos más órganos del minino. El atún especial para gatos lo es, precisamente, porque contiene taurina. 


Comida para gatos con ácidos grasos Omega 3 y Omega 6

Los animales podemos producir algunos de los ácidos grasos que nuestro organismo necesita, pero no todos. Aquellos que nuestro cuerpo no es capaz de producir por sí mismo, deben ser conseguidos a través de la dieta. Se les llama ácidos grasos esenciales. Cuando hablamos de pescado para gatos, tenemos que tener presente que este ingrediente debe contener tanto ácido graso Omega 6 como ácido graso Omega 3, que son esenciales. En caso de tener una dieta pobre en estos nutrientes podría producirse un desajuste nutricional que hiciera enfermar al animal.

Los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 actúan sobre el sistema inmunológico, nervioso, cardiovascular y en general mejoran el metabolismo del gato. Sus principales beneficios repercuten sobre la salud del pelo y la piel, pero la lista es larga:

  • Fortalecen el pelo y la piel del gato y previenen la seborrea.
  • En caso de alergias e inflamaciones, reducen los picores en un 40%, aproximadamente.
  • Mejoran la reacción del sistema inmune frente a ciertas enfermedades, en especial aquellas que tienen que ver con la piel, las infecciones de oído o las que causan daño renal.
  • Previenen contra problemas cardiovasculares diversos debido a su efecto cardioprotector.
  • Tienen un importante papel como antioxidantes naturales. Muy importante, sobre todo, en el caso de gatos ancianos.
  • Ayudan al desarrollo neuronal de los cachorros y aumentan sus capacidades de aprendizaje. En concreto, el DHA (un tipo de ácido graso Omega 3), es el responsable de esta función.

Además, es interesante la utilización de ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6 en la comida para gatos con problemas de hipersensibilidad alimentaria, ya que favorecen la salud de la piel y el pelo, y poseen propiedades antiinflamatorias.

Sardinas, ideales para que el gato tenga unas articulaciones fuertes

Incluir sardinas en la alimentación de nuestro gato le aportará Omega 3, perfecto, como decíamos, para mantener sus articulaciones fuertes y un pelaje sano y brillante. Además, este tipo de aceite de pescado en la dieta de un gato, proporciona un impulso al sistema inmunológico y le ayudará a prevenir enfermedades del corazón. Sin olvidar, claro, que a los gatos les encanta cualquier comida que incluya sardinas. ¡Os lo aseguramos! 

Algas, una fuente natural de yodo

La ingesta de algas marinas es una fuente natural de yodo que ayuda a las glándulas tiroideas a mantener el control del metabolismo. Si la dieta de nuestro gato incluye algas veremos como sus uñas son más fuertes y sus dientes y encías están más sanas. También mejorará su apetito y los nutrientes que contienen acelerarán la curación de heridas.

 

El salmón, saludable y delicioso

El salmón es uno de los pescados más saludables y deliciosos que hay y que cuenta con más propiedades beneficiosas para el organismo, tanto de personas como de animales. Este tipo de pescado es una excelente fuente de proteínas saludables y posee unos elevados niveles de proteína bruta, además de ser muy rico en aminoácidos esenciales y no esenciales. El salmón también es rico en magnesio, potasio, zinc, vitaminas A, B y D, todos nutrientes que a tu mascota (y a nosotros) nos hacen mucho bien. Puedes encontrar alimentos basados en salmón en Fish4Dogs.

 

Como cualquier otro alimento, el pescado debe dársele al gato como parte de una dieta equilibrada. Busca siempre las etiquetas de la comida para tu gato y asegúrate que los alimentos sean naturales y de alta calidad. Existe un gran número de pruebas que indican que un gato puede obtener muchos beneficios gracias a algunos componentes nutricionales del pescado. Sólo tienes que asegurarte que tu elección