Perros con sobrepeso, ¿qué deben comer?

El sobrepeso y la obesidad en nuestros perros es una de las principales y más graves enfermedades que afectan hoy en día a los animales domésticos. Se estima que, por ejemplo en EE. UU., un 52,6% de los perros sufren sobrepeso y un 17,6% padecen obesidad canina. En España los datos también son alarmantes y, según los últimos estudios que se tienen, en la actualidad más de un millón de perros sobrepasan los límites de su peso ideal. Tanto el sobrepeso como la obesidad son dos de los problemas más preocupantes para la vida de nuestro animal y lo peor es que van en aumento sin cesar. Algunas de las principales causas que provocan la obesidad canina son la falta de ejercicio, la alimentación inapropiada y la confusión de algunos propietarios que interpretan la comida como una forma de darle afecto a sus perros.

 

¿Qué debe comer un perro con sobrepeso?

Un perro con sobrepeso necesita ponerse a régimen. Un perro obeso es aquel que supera entre un 10 y un 20% su peso corporal ideal. Si tenemos un animal en esta situación debemos reducir urgentemente su ingesta de calorías y optar por una dieta rica en alimentos sanos y saciantes, con una cantidad de fibra mayor. En Fish4Dogs puedes encontrar un pienso pensado para todos aquellos perros que deben controlar su peso. Superior Adult Weight Control está creado a partir de una fórmula con menos proteínas y menos grasas. Eso sí, la cantidad de alimento que le demos a nuestra mascota dependerá de diferentes factores como la edad, su estilo de vida y también su raza. Factores fundamentales a tener en cuenta antes de aplicar cualquier cambio a su rutina alimentaria.

 

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo alimentar a un cachorro, que durante sus primeros meses de vida necesita un aporte extra de energía para crecer sano y fuerte, que a un perro adulto o un perro de edad avanzada. La raza es otro condicionante a la hora de comer, así como también lo es el estilo de vida que lleve nuestro perro. Un perro sedentario no tiene que alimentarse de la misma manera que un perro que practique ejercicio de forma habitual. Lógico, ¿verdad?

 

Lo más importante de todo es tener claro que le estamos proporcionando una dieta rica en nutrientes y equilibrada. Como hemos dicho en más de una ocasión, es fundamental que a través de la comida le demos cada una de las vitaminas que requiere su organismo para lucir una salud de hierro. Es por eso que, además del "qué" debemos tener en cuenta el "cuándo". El perro debe tener unos horarios de alimentación fijos. Las raciones pueden repartirse en dos dosis, distribuidas a lo largo del día. Por el contrario, no resultará recomendable que el perro disponga de la comida en su comedero canino para comer cuando desee.

 

Largos paseos contra el sobrepeso canino

En el caso que tengamos en casa un perro que padezca sobrepeso u obesidad, el ejercicio se presenta como una actividad imprescindible. Si nuestro perro no está acostumbrado al ejercicio, no hace falta que empecemos con una actividad demasiado dura ya que será suficiente con dedicarle más tiempo a pasear. Caminar es una actividad muy sana y le ayudará a ejercitarse, quemar calorías, reducir el apetito y estimular su metabolismo. Alarga sus paseos y apuesta por juegos que estimulen su frecuencia cardíaca como, por ejemplo, saltar.

 

Un perro bien alimentado es un perro sano y feliz. ¡No lo olvides!