Los beneficios del Sol para tu perro

Nos acercamos al ecuador de los meses de frío. Ya hace unas semanas que los días se empiezan a alargar y se nota en el ambiente. El sol, tímidamente, vuelve a calentar y día tras día dejamos atrás las tardes oscuras de invierno para dar paso a un sol más perezoso, ese al que le cuesta más decirnos "hasta mañana".


La verdad es que sentir su presencia es un lujo para todos. Poder disfrutar de las horas luz y de una temperatura agradable alegra a cualquiera, y no, no hablo solo de nosotros, los humanos. ¡A nuestras mascotas les encanta! Solo hay que ver cómo buscan ese hueco iluminado por los rayos del sol, que se cuelan por la ventana a media mañana o por la tarde y como aprovechan ese rincón calentito para lanzarse a los brazos de Morfeo. ¡Ellos sí saben cómo disfrutar de los pequeños detalles de la vida!


Pero este comportamiento, más allá de ser una de las grandes ventajas de ser un perro, tiene una explicación científica, y es que la luz solar ayuda a producir una mayor cantidad de serotonina. Esta sustancia química producida por el organismo actúa como neurotransmisor para mantener el estado de ánimo estable, por lo que podríamos decir que se trata de uno de los antidepresivos naturales más efectivos.


Pero ahí no acaba todo, a parte de la felicidad que produce, el sol es una fuente natural de vitamina D que ayuda al sistema inmunitario del animal. En este sentido, esta vitamina liposoluble favorece la absorción de calcio y fósforo, por lo que ayuda en el correcto desarrollo de los huesos del perro y evita la aparición de enfermedades relacionadas con el sistema óseo, como la osteoporosis. Por otro lado, la vitamina D juega un papel fundamental en el desarrollo de la musculatura del animal, favoreciendo el sistema nervioso e impulsando las contracciones musculares, hecho que beneficia especialmente a las razas de perro corpulentas.


Y como es evidente, tomar el sol también proporciona calor a los perros en los días más fríos. De esta forma, además de exponerse a la luz solar para obtener vitamina D, sentirse mejor emocionalmente y físicamente, lo hace para combatir las épocas de más frío, esas en las que el mercurio del termómetro marca las cotas más bajas del año.


Eso sí, cuidado porqué los excesos nunca son buenos y el sol se debe tomar con medida, así que si es necesario, toma algunas precauciones para evitar que el sol sea contraproducente para la salud de nuestro animal:

  • En verano, refresca a tu perro humedeciéndole su cabeza.
  • Procura que tenga agua fresca siempre disponible.
  • Evita que el perro se tumbe al sol durante muchas horas seguidas, o durante las horas de más calor del día.
  • No rasures el pelo de tu perro. Cortar en exceso su pelo solo los haría más vulnerables frente a los rayos ultravioleta.
  • Si presenta síntomas de golpe de calor, refréscalo con paños de agua fría y apártalo de la zona de sol.

Con estos conocimientos y un poco de precaución, os animamos a que disfrutéis con vuestro animal de los días de sol, dando un paseo y compartiendo una experiencia fantástica al aire libre ¡Ya tienes planes para el próximo fin de semana soleado!