¿Cuándo debo cambiar la alimentación de cachorro a adulto?

A lo largo de nuestra vida, los humanos, evolucionamos y vamos variando nuestra dieta ¿verdad? Pues, tu perro también necesita cambiar sus rutinas alimenticias a medida que va creciendo. Durante los primeros meses, la alimentación de nuestro perro es fundamental para garantizar su correcto desarrollo y crecimiento, pero en cuanto se hace adulto, es importante que le demos un giro a su alimentación para adaptarnos a esta nueva etapa vital.

Durante las primeras semanas y meses de vida de un perro, el desgaste energético es increíble. Por lo tanto, debemos fijarnos, sobre todo, en el pienso que elegimos para él. En Fish4Dogs sabemos de la importancia de garantizar una alimentación rica en nutrientes, proteínas, calcio, fósforo y fibra, así que ponemos a su disposición todo tipo de piensos pensados para esa primera etapa de su vida y para las que vendrán cuando el perro se haga mayor. Precisamente, en este artículo, os acercamos los pasos a seguir para que identifiquéis en qué momento debéis hacer el cambio de pienso para cachorros a comida para perros adultos, una oferta de lo más variada que podéis encontrar en Fish4Dogs.

Eso sí, el cambio de comida para perro, de cachorro a adulto, debe realizarse cuando finalice el proceso de crecimiento. Así que, la raza juega un papel muy importante, puesto que cada una se desarrolla en un plazo de tiempo distinto.

 

¿Cuándo se le cambia el pienso?


  • Las razas pequeñas acaban antes el proceso de crecimiento que las grandes. Los cachorros alcanzan el tamaño adulto entre los 9 y los 12 meses. Por tanto, ese es el momento de cambiar la comida de cachorro por la de adulto, así como de reducir las tomas al día.

 

  • Las razas medianas, crecen hasta que cumplen el primer año de edad. Así que, hasta que no alcanzan entre los 12 y los 15 meses no podemos realizar el cambio de comida de cachorro a adulto.

  • Las razas más grandes son las que más tardan en llegar al tamaño adulto. Entre los 18 meses y los dos años de edad dan por finalizado el proceso de crecimiento y, por lo tanto, hasta que no llegan a esa edad, es recomendable no hacer cambios en su alimentación. Además, este tipo de razas requieren de más cantidad de alimento al día, así como más tiempo de ejercicio para quemar toda la energía acumulada y no generar un estado de estrés o ansiedad.

 

Si no se realiza el cambio, el perro podría sufrir un desequilibrio por un exceso o carencia de proteínas, vitaminas, nutrientes o de carbohidratos, así como enfermedades graves como la obesidad, ya que la comida para cachorros es rica en grasas. De todos modos, si no estás seguro de cuándo debes cambiar a tu cachorro a alimentos para perros adultos, consulta siempre a tu veterinario.